Soltanieh, la ciudad que quiso ser de los sultanes

January 24, 2019

Soltanieh es la gran ciudad que no llegó a ser. Durante el siglo XIII los mongoles, que ya merodeaban por la región, se fijaron en los extensos pastos que había en esta zona de Persia. Pensaron que sería bueno para sus caballos, por lo que el sultán Mohamed Khodabandeh decidió construir aquí una urbe que llegara a convertirse en la gran capital imperial de los mongoles. La bautizó con el nombre de Soltanieh (ciudad de los sultanes) y las obras comenzaron en 1304. La ciudad comenzó a prosperar y se convirtió en una parada importante de la Ruta de la Seda. Incluso, se exigía a las caravanas que iban de Asia a Europa, que primero se detuvieran aquí para que el Sultán pudiera ver la mercancía y quedarse con alguna si era de su gusto.

 

 

Desafortunadamente para Khodabandeh, 80 años después el conquistador uzbeko Tamerlán llegó con su ejército y arrasó la ciudad, dejando únicamente en pie el imponente mausoleo de Khodabandeh que, debido a sus inmensas dimensiones, se alcanza a ver desde la autopista que une Qazvin con Zanján.

 

 

Este colosal mausoleo es hoy en hoy en día una de las estructuras más altas de todo Irán con sus 52 metros de altura y fue terminado de construir en 1312. Originalmente Khodabandeh no lo concibió como su propio mausoleo.

 

 

Queriendo darle más grandeza a la ciudad que estaba fundando, quiso traer aquí el cuerpo del Imam Alí, el primero de los 12 Imanes del chiismo, desde Najaf, Iraq. No obstante, líderes religiosos de Najaf no permitieron la exhumación ya que está prohibida en el Islam. Así que, ante el fracaso de su propósito, Khodabandeh decidió entonces que dicho mausoleo fuera su lugar de reposo.

 

 

Este mausoleo, Patrimonio de la Humanidad desde 2005, parece que tiene la tercera cúpula de ladrillo más grande del mundo, por detrás de las cúpulas de la catedral de Florencia y de Santa Sofía, en Estambul.

 

 

El interior del mausoleo (150.000R-4€) impresiona por su bella arquitectura y decorado geométrico.

 

 

Otra edificio interesante de esta pequeña ciudad es el mausoleo y monasterio Chalabi Oghlu, también del siglo XIV y donde está enterrado el sultán Chelebi Oghlu. Fue construido por un discípulo de Jalal Eddin Rumi, uno de los filósofos y místicos persas más importantes.

 

 

¿Cómo llegar?

 

Soltanieh es una ciudad bastante pequeña y con pocas cosas turísticas que ver, por lo que su visita puede ser bastante rápida y no es necesario pasar la noche aquí.

 

La mejor manera de llegar es tomar el autobús en Qazvin destino Zanján (120.000R–3,25€), avisar al conductor y bajarse en mitad de la carretera en cuanto se vea el mausoleo desde la misma. Soltanieh está unos 40 kms antes de llegar a Zanján. De ahí, un chico en su coche privado nos dejó en la puerta del mausoleo.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

De peregrinaje por la nevada y montañosa Sinaia

July 4, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes